Blog Landmar Hotels

Tips básicos de organización para los juguetes

Por | 29 December, 2020 | 0 comentarios

organizacion para los juguetes

Mantener la organización para los juguetes de nuestros hijos siempre es una difícil tarea, más en esta época del año en la que -con Papá Noel y los Reyes Magos de por medio- los niños se presentan en enero con un montón de regalos nuevos y, sin duda, insuficiente espacio para tenerlos todos guardados.

Su cuarto está tan lleno que apenas tienen sitio para jugar, aparecen juguetes en todos los rincones y estancias de las casa, el almacenaje para menaje, ropa o libros se ve reducido por la cantidad de espacio que ocupan las pertenencias de tus hijos… ¿Te suena? ¡Que no cunda el pánico! A continuación, vamos a darte una serie de pautas de organización para los juguetes que conseguirán que tu casa no parezca un enorme y caótico cuarto de juegos, y os ayudarán a mantener el orden mediante rutinas muy sencillas. ¡Presta atención! 

Consejos de organización para los juguetes

young-kid-standing-in-playroom (1)Deshacerse de lo que no se use

El primer paso, es hacer hueco a los nuevos juguetes sacando todo aquello que haya quedado obsoleto, en desuso o que esté roto. Una tarea que no debes llevar a cabo sin hablar ni consensuar con tus hijos… ¡es muy importante que ellos participen en el proceso! Haz que sean conscientes de que tienen un espacio limitado para guardar juguetes, pídeles que seleccionen aquellos con los que no han jugado en el último año y convéncelos de que no es necesario guardar juguetes que sean muy parecidos unos a otros, que tengan la misma función o que sean para más pequeños.

Una forma bonita de hacerles partícipes de este proceso y enseñarles a compartir es hablarles de la donación: los juguetes que no estén rotos o en mal estado, pueden entregarse a una ONG para hacer felices a otros niños que no tienen con qué jugar.

Elegir una zona sólo para juguetes

Que los niños tengan un espacio para guardar sus cosas y jugar, evitará que los juguetes vayan inundando toda la casa. Ese espacio puede ser su propia habitación o un cuarto de juegos aparte, pero es importante que los pequeños entiendan cuál es la zona destinada a ese fin, para que ellos mismos colaboren en la organización.

Crear una rutina

Tus pequeños deben entender la importancia de la organización para los juguetes, ya que deben ser ellos mismos quienes se encarguen cada día de mantener todo bien ordenado. Enséñales que, cuando terminen de jugar, todo tiene que quedar bien recogido y guardado en su sitio correspondiente; y que si, cuando vayan a sacar un nuevo juguete de su sitio, guardan primero el anterior con el que ya han dejado de jugar, les costará mucho menos trabajo recoger al final.

37 (1)Tener todo bien clasificado

La forma más fácil de mantener el orden en los juguetes es crear categorías (por ejemplo, muñecas, coches, piezas de construcción, peluches, disfraces…) y asignar a cada categoría un lugar. De esta forma, tus hijos no solo podrán encontrar el juguete que buscan sin necesidad de ponerlo todo patas arriba, sino que también lo tendrán más fácil para mantenerlo todo recogido y ordenado.

Aprovechar el espacio

Más allá de las estanterías o muebles de los que dispongas, recurre a almacenaje alternativo para que tus hijos puedan tenerlo todo recogido, sin ocupar demasiado espacio. Una opción interesante, por ejemplo, es aprovechar el espacio debajo de la cama para colocar cajas de almacenaje para los distintos juguetes (si son transparentes, mejor, para que los niños puedan ver de un vistazo el contenido). También puedes recurrir a muebles con doble función (por ejemplo, un banco para sentarse a jugar o leer, que tenga espacio de almacenamiento en su interior), o elementos que sirvan para guardar los juguetes y que ocupen poco espacio (como cestos o bolsas organizadoras que puedan colgarse de las puertas o la pared).

Todo, al alcance de los peques

Por último, recuerda poner en los estantes y zonas más bajos los juguetes que tus hijos usan con más frecuencia, para que adquieran autonomía y sean ellos mismos quienes puedan cogerlos y recogerlos sin necesidad de un adulto. Por contra, los estantes más altos, resérvalos a aquellos juguetes que utilizan con menos frecuencia.

Categorías: blog